- Gallo de Vidrio
Nº 14 de la Colección de poesía "Algo Nuestro".

        Es cierto, como piensa José Matías Gil, que el romance castellano fue uno de los cauces preferidos por los poetas andaluces, que lo emplearon no sólo para contar historias, sino para cantarlas. Los poetas de nuestro siglo - Juan Ramón, en primer término - acaso sospecharon que la voz personal podía recoger el sentir de todos los hombres sensibles a través de esa forma-río, capaz de transformar lo individual en voz colectiva.

       JOSÉ MATÍAS GIL quiere, en este libro, unir su voz a las voces del pueblo: hablar en nombre suyo y de otros. Y elige la forma del romance para hablar por todos. Acaso cuenta historias, o sentimientos, o plasma sensaciones... Siempre, al fondo, se alzan los campos vivos de Andalucía, llenos de coas y de seres; llenos de unos hombres que - pese a su mucho saber de la muerte - son maestros en el arte de soñar, de imaginar, de cantar, de vivir.

                                                                                             AURORA SÁNCHEZ ALBORNOZ